• Nación

Pide Peña no quedar atrapados en tragedia de Ayotzinapa

  • e-consulta
La PGR no puede cerrar el caso Ayotzinapa basado sólo en la versión de criminales y sin pruebas científicas de que los normalistas muertos.

El presidente Enrique Peña Nieto pidió no quedar “atrapados” en los hechos violentos del 26 y 27 de septiembre pasados, donde, por órdenes de autoridades municipales de Iguala, murieron seis personas, fueron heridas 20 y desaparecieron 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Puso énfasis en que este asunto debe tener atención de las autoridades, que tiene que haber justicia, castigo para los responsables, “pero tenemos que asumir el derrotero de seguir caminando para asegurar que México tenga un mejor porvenir“.

Al encabezar en Los Pinos el Diálogo Sobre la Educación Superior en México, el Presidente subrayó que los mexicanos han pasado momentos difíciles, por episodios de dolor y tristeza derivados del caso de la Normal Rural de Ayotzinapa, y enfatizó que de ninguna manera el gobierno de la República ha sido ajeno a ello.

De acuerdo con una nota del periódico El Universal, Peña Nieto realizó estas declaraciones desde la casa presidencial a cuatro meses de la desaparición de los normalistas y un día después de que se registraran marchas en demanda de justicia para los desaparecidos.

“Al contrario, el gobierno de la República en este caso particular que nos ha marcado, que nos ha dolido, que fue la desaparición de 43 jóvenes en Iguala, es claro que el gobierno ha desplegado un esfuerzo si precedente de búsqueda y de investigación“, dijo ante los presentes.

En el salón Adolfo López Mateos, dijo ante rectores y directores de instituciones de educación superior que a la Procuraduría General de la República (PGR) le corresponderá determinar con precisión lo ocurrido a partir de todo este despliegue y de toda la investigación que se ha realizado.

“Pero también estoy convencido de que este instante, que este momento de la historia de México, de pena y de tragedia y de dolor no puede dejarnos atrapados, no podemos quedarnos ahí“, sostuvo al improvisar su discurso.

Previamente, en su mensaje, el rector de la UNAM, José Narro Robles, —quien participó como representante de las universidades públicas—, aseguró que nadie “en su sano juicio” puede permanecer indiferente ante los horrores que, afirmó, afectaron hace cuatro meses a estudiantes de Ayotzinapa y a la población de Iguala.

Advirtió que esos hechos han impactado la conciencia nacional y que “nos siguen afligiendo’’.

Dijo empero que no se pueden mantener las cosas como al momento, luego de los lamentables hechos, y se debe apostar por el cambio.

El rector de la UNAM sostuvo que la violencia no es la solución, ni la venganza.

Dijo que ésta última es “otra forma grave de injusticia’’.

El rector Narro, afirmó: “Pero tampoco es posible mantener el estado de cosas que subyace a la tragedia. Es indispensable que México cambie y debe hacerlo en los grandes ámbitos de la vida nacional.

“Al mismo tiempo, soy uno de los muchos que entienden el duelo, el coraje y el dolor que embarga a muchos, en particular a los familiares de las víctimas. Sin embargo, también soy uno de los que piensan que la violencia no es solución y que la venganza no es sino otra forma grave de injusticia’’.

El rector enfatizó que no debemos “quedar atrapados en este triste instante de nuestra historia. Lo peor que nos puede suceder, y lo he dicho antes, es que seamos una sociedad que extrañe su pasado, que lamente su presente y que llore su futuro’’.

Narro Robles se dijo convencido de que la fórmula para encontrar la reconciliación debe surgir de la ley, la justicia y el cambio.

Pocos minutos después, el presidente Peña Nieto recalcó a su vez que el caso de los 43 normalistas debe tener atención de las autoridades, que tiene que haber justicia, castigo para aquellos que fueron responsables de estos hechos.

“Tenemos que avanzar con mayor optimismo, con confianza en nosotros mismos y que nuestro aporte en el diario quehacer contribuya realmente a ir modelando la nación que todos queremos“, asentó.

Peña Nieto señaló que si bien es digno reconocer los avances que ha logrado el país hasta el momento, “también reconocemos lo mucho que nos falta por hacer, pero lo importante es no quedarnos parados, paralizados y estancados, sino siempre dispuestos a seguir avanzando”.

Padres rechazan la versión de la PGR sobre normalistas desparecidos

La Procuraduría General de la República (PGR) no puede cerrar el caso Ayotzinapa basado sólo en la versión de criminales y sin pruebas científicas de que los normalistas están muertos, reprocharon ayer familiares de los jóvenes.

Al fijar su postura sobre la versión de la PGR, que concluyó que los 43 estudiantes fueron calcinados, el vocero de los padres, Felipe de la Cruz, acusó que se violaron acuerdos con la autoridad.

Repudiamos la forma en que el Procurador (Jesús Murillo) quiere cerrar el caso del 26 de septiembre, violando el acuerdo que se tuvo con el Presidente (Enrique Peña), de que primero se nos avisara", sostuvo De la Cruz según declaraciones que aparecen en otra nota del periódico Reforma.

Para el abogado de los familiares, Vidulfo Rosales, existe un interés político por cerrar el caso Iguala.

"Hay una intencionalidad de cerrar a toda prisa una investigación que todavía no es concluyente, que tiene muchos puntos que deben esclarecerse para que alcance el rango de verdad histórica", señaló.

"Primero, queremos decir que el expediente no se puede cerrar porque no hay certeza científica de que los compañeros hayan sido asesinados en Cocula".

En segundo lugar, mencionó, la declaración de Felipe Rodríguez Salgado, "El Cepillo", no puede ser tomada totalmente en cuenta, dado que no estuvo en todo momento en el sitio de los hechos la noche del 26 de septiembre en Iguala.

También acusó que la teoría de la PGR depende en exceso de las declaraciones rendidas por los cuatro detenidos.

"Sobre todo cuando hay evidencia, dentro de las declaraciones, que las mismas se obtuvieron bajo coacción", dijo.

Otro punto, abundó, es la falta de detenciones claves, como la del responsable de la Policía de Iguala, Felipe Flores, o la de Gildardo Astudillo, "El Cabo Gil", entre otras 11 personas más.

Además, agregó, la investigación debe continuar porque, hasta la fecha, el Gobierno no ha logrado que se realice un solo juicio penal por desaparición forzada.

Rosales demandó también que, antes de cerrar la indagatoria, se aclare la responsabilidad del Ejército y el ex Gobernador Ángel Aguirre Rivero en los hechos de Iguala.

El abogado informó que el 2 y 3 de febrero acudirán ante el Comité de Desapariciones Forzadas de la ONU, en el marco de la evaluación a la que será sometido México.

"Vamos a acudir para denunciar y para colocar el caso y una acusación formal contra el Gobierno mexicano", reveló.

Recordó que en los próximos días llegarán al País los expertos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por lo que consideró aún más grave que se intente dar carpetazo al caso.

 

Versión para impresión

Encuesta

En comparación al año pasado, ¿cómo puede decir que fue este presente para usted en seguridad, economía y salud?