• Mundo

¿Y tú, ya tienes un tpv en tu negocio? ¡No esperes más!

El tpv sirve para cobrar, ¿y para qué más?

Un gesto de lo más habitual en el día a día de las personas es sacar su tarjeta, pasarla por un tpv y realizar un pago. Se hace a la hora de comprar cualquier objeto, echar gasolina o coger un taxi, por ejemplo. De hecho, los últimos datos apuntan a un aumento del 12,6% con respecto a la utilización de las tarjetas en los comercios en relación al pasado año.

Este extremo ha venido a confirmar la aceptación que tiene el uso de la tarjeta de crédito en España, junto con las nuevas formas de pago a través del teléfono móvil. También se ha corroborado la importancia de que los pequeños negocios cuentan con una tecnología apropiada, que le facilite la transacción de sus productos o servicios con sus clientes.

El tpv sirve para cobrar, ¿y para qué más?

Un tpv es mucho más que un simple objeto que da la posibilidad de cobrar con tarjeta. Además de esto, esta tecnología permite a un autónomo gestionar el stock de su tienda, realizar un inventario, y otras muchas funciones.

Las entidades bancarias proporcionan estos terminales de puntos de venta, fijando el coste de este servicio. Suele tratarse de una tarifa que varía dependiendo de la facturación del negocio, siendo mayor el precio cuanto más los sea la facturación.

Escoge el tipo de tpv que más le convenga a tu actividad

Existen diversos formatos de tpv, pudiéndose escoger por ejemplo un tpv táctil o uno con cable. Se trata de una tecnología que evoluciona tan rápido, que ya se puede incluso configurar el smartphone para tener un tpv en el móvil. Pues bien, a la hora de escoger un tpv u otro, habrá que tener en cuenta el tipo del negocio y sus características, distinguiéndose en general cuatro tipos.

Los tpv ADSL-WIFI-Bluetooth han sido diseñados para aquellos locales que cuentan con una línea de ADSL, y también se pueden conectar a través del WIFI. Resultan ideales para negocios como restaurantes, kioscos y tiendas que cuenten con distintos puntos de cobro, ya que como no necesitan un cable para su funcionamiento, se pueden utilizar en diversos puntos del local. Esto permite, por ejemplo, ir cobrando en cada mesa.

Por otro lado está el tpv inalámbrico-GPRS, que no precisa cable ni wifi para funcionar, ya que lo hace a través de la tecnología GPRS, es decir, tal como un teléfono móvil con una tarjeta SIM. Este es el más recomendado tanto para los taxistas como para aquellos establecimientos que no dispongan de línea telefónica, si bien hay que tener buena cobertura en la zona para que funcione correctamente. Además, debe estar cargado, como si de un móvil se tratase.

El tpv RTC es el de siempre, el que funciona mediante la red telefónica convencional (RTC). En este caso, el terminal va conectado por cable al teléfono de la tienda. Se puede ver frecuentemente en mostradores de tiendas, sobre todo en supermercados. Y finalmente está el tpv ADSL, un terminal conectado al ADSL contratado por el local, y que requiere la aceptación previa del operador.

Versión para impresión

Encuesta

¿Qué tan conforme está usted de los resultados a Presidente de la República en la que dan como ganador a Andrés Manuel López?

.