• Nación

“El Come Niños”, lugarteniente de Arturo Beltrán Leyva fue liberado en EU

Sergio Villareal Barragán se convirtió en testigo protegido del Departamento de Justicia en EU y no hay rastro de él.

Sergio Villareal Barragán, “El Grande” o “El Come Niños”, presunto lugarteniente de Arturo Beltrán Leyva, salió libre en diciembre pasado, pues -a pesar de su desprestigio en Estados Unidos- logró ser testigo colaborador y entregó información al Departamento de Justicia, por lo que obtuvo un buen acuerdo con la justicia norteamericana.

De acuerdo con información de El Universal, hace un poco más de una década, “El Grande” se encargó de secuestrar, torturar y descuartizar a por lo menos 90 personas, como parte de una “limpia” que su jefe, el narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, le había ordenado.

Entre las 90 personas asesinadas, Villareal recibió la instrucción de aniquilar a amigos y conocidos de un antiguo lugarteniente de Beltrán: Mario Pineda Villa, El MP.

“Él (MP) personalmente sembró el terror en Morelos, llenando el estado de cuerpos calcinados y desmembrados”, escribió el periodista Héctor de Mauleón en su columna “Libre, el lugarteniente de Arturo Beltrán”.

 “A ese marrano (Pineda Villa) yo mismo lo levanté. Se creía muy sanguinario y además no era de mi agrado. Lo amarré y le di de patadas hasta que perdió el conocimiento”, declaró “El Grande” en la Subprocuraduría Especializada en Investigación de la Delincuencia Organizada (SEIDO)

Le llamaban “El Grande” por su estatura de 1.98 metros, y por su peso: 115 kilos. Además, se ha dado a conocer que a sus 20 años de edad ya era policía ministerial en Coahuila, por lo que en 1993, ingresó a la Policía Judicial Federal y fue asignado a la plaza de Torreón.

Ahí conoció a los enviados del Cártel de Juárez, en especial al sanguinario Arturo Hernández, El Chaky. Estuvo un tiempo comisionado en Nuevo Laredo; de acuerdo con un testigo, en uno de los ranchos que compró entonces había una pista de aterrizaje ‘para bajar marihuana y cocaína’”, mencionó el periodista.

A partir de ello, “El Grande” inició el trasiego de cocaína en Nuevo Laredo e invitó al suegro de La Barbie, Carlos Montemayor a transportar 30 kilos dos veces al mes, durante dos años.

Después, en 1997, Amado Carrillo murió al salir de una cirugía plástica, cuyo fin era ponerle un rostro nuevo, por lo que “El Grande” quedó como jefe de una célula del Cártel de Juárez que operaba en Coahuila, Durango y Chihuahua.

“Una investigación relacionó a Villareal con el asesinato y desaparición de dos agentes federales, de los pilotos Rogelio Puig y Gerardo Rivera, y del empresario Arturo Vidal. Según la PGR, ‘El Grande’ trabajaba bajo el amparo del subprocurador Humberto Reséndiz, y tenía a su servicio a las policías municipales de Torreón, Gómez Palacio y Lerdo”, destacó De Mauleón.

Asimismo, se especuló que La Barbie involucró al Grande en el asesinato de varios agentes federales: Edgár Millán, Omar Ramírez, Roberto Velasco, Igor Labastida y Edgar Bayardo.

Cabe mencionar que en 2010, “El Grande” fue detenido y ofreció volverse testigo protegido y manifestó su intención de entrar en tratos con autoridades estadounidenses, “en busca de posibles beneficios”

“Dijo tener información de senadores, diputados, gobernadores, generales y altos mandos policíacos. Dijo estar al tanto de negocios de al menos 500 millones de dólares. Con el nombre clave de ‘Mateo’ se convirtió en testigo estrella de la PGR”, detalló el periodista mexicano.

Con información de El Universal.

 

Versión para impresión

Encuesta

¿El Insabi será un factor que ayude a mejorar la atención y servicios o influirá para que empeoren las condiciones actuales?