• Nación

Freno a vacuna contra coronavirus es protocolo habitual: especialista

El doctor Carlos Alonso Reyes, señala que la suspensión no significa que la vacuna dejará de ser útil o efectiva.

CDMX.- El freno que se puso a la aplicación de las pruebas clínicas de la vacuna contra el coronavirus, que desarrollan la universidad de Oxford y AstraZeneca, es una etapa habitual en el proceso del protocolo de la misma, por lo cual no hay por qué generar especulaciones ni preocupación entre la sociedad, ni significa que la vacuna dejará de ser útil o efectiva.

Así lo explicó el doctor en Ciencias de la Salud Pública y académico de la Universidad de Guadalajara, Carlos Alonso Reyes, quien refirió que el caso del voluntario que presentó mielitis transversa (un trastorno neurológico inflamatorio que afecta la médula espinal y que puede ser causado por infecciones virales es solo un ejemplo de los que se analizan habitualmente en estos ensayos clínicos, mismos que suelen “pausarse” para analizar complicaciones o efectos secundarios que aparecen en el desarrollo de medicamentos o vacunas.

“Así es como funciona el proceso, está diseñado de tal manera que permite detectar oportunamente cualquier circunstancia que se presente para analizarla a detalle y determinar si efectivamente hay una relación causal entre la vacuna y el efecto secundario y después de ello, determinar por qué razón sucedió”, expresó.

El especialista señaló que esta parte del protocolo más que preocupar debería generar certidumbre en la ciudadanía, pues representa que el proceso se lleva a cabo de manera correcta y con los cuidados especiales para el beneficio de la sociedad y que no solo se busca sacar la vacuna de manera apresurada, sino que se analizan todos y cada uno de los posibles efectos secundarios que esta podría traer.

El médico señaló que incluso, los especialistas que analizan el caso podrían determinar impulsar la vacuna aún con efectos secundarios, pues en los procesos de estudio se privilegia siempre el beneficio sobre el riesgo. Si los “contra” son menores, dijo se buscará siempre beneficiar a la mayoría, sobretodo en el contexto de esta pandemia a nivel mundial, aprobando así la vacuna.

“Habría que determinar si efectivamente se está presentado en más casos, porque al momento que se detecta un caso se hace una búsqueda en todos los pacientes que se aplicaron la vacuna y ver si alguno tiene síntomas o signos similares, de acuerdo con esto determinar el riesgo. Si se determina que esta vacuna puede llegar a producir en ciertos casos, efectos adversos, hay que valorar el riesgo-beneficio. Si el beneficio es mayor, se aprobará la vacuna con la anotación de las probabilidades de 'una en tantos' según los estudios que resulten, de que se pueden presentar efectos, y entonces sí, que se pueda llevar a la población. Lo importante es detectarlos y determinar qué tan graves podrían ser estos efectos”, explicó.

Además, dijo, esta vacuna que se vio pausado solo es una de las al menos nueve que se encuentran en desarrollo en fase 3 a nivel internacional, incluyendo a la vacuna desarrollada por Rusia, país con el cual México firmó un acuerdo para la venta de 32 millones de dosis (según lo comunicó el Fondo Ruso de Inversión Directa), por lo cual todavía hay esperanza de que México pueda tener alguna de estas vacunas listas para el próximo 2021.

 

Versión para impresión

Encuesta

En su opinión, ¿la actuación de las autoridades estatales para enfrentar y evitar contagios y muertes por el Covid-19 ha sido?