Cuarta Transformación. Contradicciones.

  • Jorge E. Franco Jiménez
.

 

 

La cuarta transformación del gobierno federal peregrina en el campo de las contradicciones estimulando el desconcierto de la ciudadanía y población en general a la que se ubica en el ámbito de la inseguridad jurídica, política, social y de un futuro negativo. Por una parte, se escuda en la no corrupción, la transparencia y la austeridad republicana y, por la otra, emergen situaciones en plena pandemia que son apreciadas como actos de corrupción, opacidad, insuficiencia de recursos para cubrir necesidades prioritarias como son la salud y la economía, a la inversa se destina un presupuesto exorbitante para llevar adelante las obras planteadas por el ejecutivo, sacrificando las prelaciones que impone se atiendan con motivo de la emergencia colectiva.

 

Son múltiples las reclamaciones por las que atraviesa el Gobierno de la Republica en esta compleja pandemia que, al mismo tiempo que le cae como anillo a la cuarta transformación, obstaculiza su etapa de transición, de la no corrupción, transparencia, austeridad, la insuficiencia financiera que se perciben, como cuando se dan a conocer hechos relacionados con el contagio de la Secretaria de la Función Pública Eréndira Sandoval así como que se investiga a quien filtro esa información;  que el hijo del director de la Comisión Federal  de Electricidad Manuel Bartlett Díaz, le vendió a precio elevado ventiladores al IMSS;  que Carlos Slim gano la obra para realizar una fase del tren maya, con un basto y disponible presupuesto, así como de las pretensiones de variar el manejo y destino de las partidas presupuestales.

 

A finales del pasado mes de abril se hizo público que Irma Eréndira Sandoval, titular de la Función Pública había resultado positiva a coronavirus, mientras que Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, informó que la secretaria tiene "un COVID leve" y se encuentra en perfectas condiciones, además de indicar que ningún familiar fue contagiado; agrego que se investigará a quien coló la información de la revalidación del contagio de la Secretaria por ser una grave violación a la ética del servicio público, porque se filtró la tabla de datos de las personas involucradas con sus nombres lo cual que tendrá una sanción muy importante, afirmó.

Lo concerniente a la información sobre el contagio de la Secretaria me parece incongruente con las responsabilidades del Doctor Gatell, Subsecretario de Salud,  encargado del manejo sanitario de la pandemia, al convertirse en vocero defensor frente a todo aquello que no agrada al sistema, e imputándoselo  a la moral o la etica, adicionando la advertencia de una sanción a quien circulo el contagio de la funcionaria, cuando se dan indicaciones preventivas de lo contrario, sobre la base de que se trata de una enfermedad altamente contagiosa y letal para la salud de todos los mexicanos que implica el aviso inmediato de ello y el aislamiento correspondiente, lo cual constituye una obligación darla a conocer para evitar la multiplicación del contagio. Estimo, por una parte, que ocultarlo sabiendo que padece una enfermedad contagiosa, se comete un delito e de propagación y, por la otra que el Subsecretario de Salud no tiene facultades para juzgar y amenazar con una sanción este hecho, máxime que se trata de una funcionaria pública respecto de la cual el derecho a la información aplica de manera amplia dado el carácter de las personas involucradas.

Mexicanos contra la corrupción denuncia que el IMSS en Hidalgo asignó a Ciber Robotics Solutions, propiedad de León Manuel Bartlett Álvarez, un contrato de 31 millones de pesos por 20 ventiladores, con un costo cada equipo de un millón quinientos cincuenta mil pesos, el precio más alto que se declaró por la emergencia sanitaria del Covid 19. Se señala que ese mismo día la Delegación Hidalgo pago ochocientos ochenta mil peos a otro proveedor Conduit Life por un ventilador de similares características, detectando la organización que se detectó, al revisar los contratos y precios pagados por ventiladores análogos una diferencia de hasta el 85% por ciento entre el más bajo precio y el más alto.

En este entorno se hace público que el magnate mexicano Carlos Slim Helú y su empresa constructora Cicsa y en consorcio con una española en la que se asegura es socio mayoritario, ganó un contrato por 18 mil 553 millones de pesos para construir el segundo tramo del Tren Maya, que unirá Escárcega con Calkini, en Campeche. Esta es una obra preferente de las anunciadas para el ejercicio de gobierno del Presidente López Obrador. Vinculado a este rubro el pasado jueves 23 de abril, el presidente formuló una iniciativa a la Cámara de Diputados que le otorga la facultad de reorientar el presupuesto de egresos ante emergencias económicas, como la que ocurre en estos momentos a causa del Covid-19, en la propone como adecuaciones que motiva en mantener la ejecución de los proyectos y acciones prioritarias de la administración pública federal y fomentar la actividad económica del país, atender emergencias de salud y programas en beneficio de la sociedad.

 

Este tema está siendo discutido en la Cámara de Diputados y cuestionada por inconstitucional por el Diputado Porfirio Muñoz Ledo e incluso el dirigente de Morena Alfonso Ramírez Cuellar pues implicaría otorgarle facultades al ejecutivo que son propias del poder legislativo y el manejo discrecional del presupuesto, lo cual implicaría el manejo de dos poderes por una uno de ellos y un estado de excepción disimulado introduciendo el descontrol del sistema Constitucional Mexicano y un riesgo para la seguridad jurídica de los derechos Humanos.

 

Como se aprecia son evidentes los actos de posible corrupción pues la adquisición de los ventiladores y la diferencia de precios es excesiva e implica ganancias o comisiones pactadas, amen de que se trata de adjudicaciones directas que se enmarcan en la opacidad; la adjudicación a Carlos Slim es congruente a su capacidad financiera, sin embargo, se contradice con la entrega de recursos públicos que se hace para la obra en los momentos de una emergencia en que el sector económico y la clase media sufrimos la falta de ingresos ante el aislamiento obligado, recursos abundantes por un lado y por el otro carencias.

El comparativo de estos actos, la acendrada crítica a los actos de gobierno, fracturan la unidad de todos los sectores para enfrentar la pandemia y pone en riesgo la estabilidad emocional, económica y social colectivas, en beneficio de la política que subyace y se hace presente día con día para incentivar la irritación en favor o en contra de las acciones de gobierno, ante la falta de un real equilibrio de poderes.

 

Creo que es momento de que valores la información publica y las redes sociales para no estar siendo alimentados por la incertidumbre, el rencor y la división.

jfranco_jimenez@hotmail.com